Designer: Joomla Templates 3.2

Valdepeñas se encuentra enclavado en la Sierra Sur de Jaén. Con una altitud de 960 metros sobre el nivel del mar, lo que permite disfrutar de un clima típico de sierra, con unos inviernos fríos y unos veranos agradables.

La población se encuentra rodeada por la Sierra de la Pandera (1872 m), la Montesina (1380 m), La Morenilla (1368 m), Pico de Cornicabra (1604 m) y el Morrón de la Solana (1667 m). La bordean el río Vadillo y el Ranera, que en sus afueras se juntan formando el río Susana, y que va finalmente al Guadajoz, en la Provincia de Córdoba.

Este municipio tiene una extensión de 18.146 Has., siendo el segundo de la Sierra Sur, sólo superado por Alcalá la Real.El terreno que predomina es de topografía movida, característico de las Sierras Subbéticas, pertenecientes en su mayoría a la era secundaria, con abundancia de yesos, calizas y margas.Sus tierras tienen dos alienaciones diferentes, al norte la Sierra de la Pandera y en dirección suroeste-nordeste la Sierra de Alta Coloma, que se adentra hacia el Noalejo y la provincia de Granada.Municipio limítrofe con Jaén, Los Villares, Fuensanta de Martos, Castillo de Locubín, Frailes, Noalejo, Campillo de Arenas, Alcalá la Real y Martos.El municipio presentan una maplia extensión de terreno forestal, así como olivar. Este entorno tan particular y rupestre hace que abunde la actividad cinegética, proliferando la caza mayor. Gracias a su privilegiada situación geográfica entre sierras, Valdepeñas tiene gran número de bellos parajes naturales de gran belleza, abundante agua e importante número de fuentes y arroyos.

Valdepeñas de Jaén es un municipio eminentemente agrícola y ganadero, con un importante número de cabezas de cabra lechera.La industria aceitera es prácticamente la única que existe en la localidad, puesto que el escaso terreno dedicado a la agricultura está ocupado mayoritariamente por el cultivo del olivo.Los restos más antiguos documentados en Valdepeñas se remontan a la Edad del Bronce y se localizaron en el paraje conocido como "El Castellón". El mayor hallazgo arqueológico procede de época romana, un tesoro formado por ciento treinta ases de plata de tiempos de Caracalla. Durante esta etapa se produjo una proliferación en su territorio de pequeñas casas ligadas al campesinado, como testimonian los restos aparecidos en la Ventilla, Navalengua, el Torcal, la Solana, Pitillos y otros.

En época islámica se levantó el castillo de Susana, mencionado en distintas ocasiones en las crónicas árabes y cristianas. Tuvo una existencia bastante ajetreada conquistado en varias ocasiones por cada uno de los bandos. Lo que hoy día constituye Valdepeñas fue fundado por el emperador Carlos V en el año 1539, respondiendo con ello a los propósitos de su madre, doña Juana, en 1508. El acto fundacional de Valdepeñas vino motivado por el vasto proceso repoblador que vivieron estas tierras tras la conquista de Granada en 1492.

La fundación de la ciudad se realizó en el paraje entre Susana y Ranera, en el lugar de los Osarios, para lo que se tuvo en cuenta la abundancia de aguas, los cultivos posibles, el tipo de tierra, etc.. Las previsiones iniciales eran las de una población de 100 vecinos.En Valdepeñas se implantó un urbanismo colonial hipodámico, heredero de los "castros romanos" y que gracias a las peculiaridades de su solar se ha mantenido prácticamente sin variaciones hasta nuestros días. Este modelo urbanístico, que también se implantó en el resto de las localidades fundadas en el XVI en la Sierra de Jaén, fue el precedente inmediato de la implantación colonial española en Latinoamérica.

En 1579, y gracias a la donación de 1.370.000 maravedíes que realizaron sus 170 vecinos, Felipe II otorgó a Valdepeñas el título de Villa, desligándola de la ciudad de Jaén.Valdepeñas tomó parte activa en la Guerra de la Independencia, alentada posiblemente por el obispo de Jaén, don Diego Melo de Portugal, que residió en el palacio que el obispado tenía en esta ciudad.

En 1917 obtuvo Valdepeñas el título de ciudad, gracias a las gestiones realizadas por don Virgilio Anguita, diputado a Cortes por el distrito de Martos.

Valdepeñas is nestled in the Southern Highlands of Jaen with an altitude of 960 meters above sea level to enjoy a typical mountain climate, with cold winters and pleasant summers.

The town is surrounded by the mountain range of Pandera (1872 m), the Montesina (1380 m), La Morenilla (1368 m), Cornicabra Peak (1604 m) and Morrón de la Solana (1667 m). It is bordered by Ranera and Vadillo rivers, which in its outskirts come together to form the Susan River and finally going to Guadajoz, in the Province of Córdoba.

The town has a wide expanse of forestland and olive groves. In this particular environment abundant hunting activity, proliferating big game hunt. Thanks to its privileged location between mountains, Valdepeñas has many beautiful natural landscapes of great beauty, abundant water and large number of springs and streams.

Valdepeñas of Jaen is a predominantly agricultural and cattle town, with a significant number of heads of dairy goat. The oil olive industry is practically the only one in the town, since the low land devoted to agriculture is mostly occupied by olive cultivation. The oldest remains documented in Valdepeñas date back to the Bronze Age and were located in the area known as "El Castellón." The greatest archaeological discovery comes from Roman times, a treasure consisting of 130 aces silver age of Caracalla. During this stage there was a proliferation of small houses in its territory linked to the peasantry, as witnessed in the listed Ventilla, Navalengua, Torcal, the Solana, Pitillos and other debris.

In Valdepeñas was implanted a colonial urbanism, heir to the Roman forts and thanks to the peculiarities of its solar has remained virtually unchanged to this day.

In 1917 obtained the title of city Valdepeñas, thanks to the efforts of Virgilio Anguita, Member of Parliament for the district of Martos.